RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

sábado, 15 de julio de 2017

Mesa y sillas para Yoyi y Leo.

Mi hermana Yoyi y mi cuñado Leo querían darle un cambio al conjunto de seis sillas y mesa que tienen en la pérgola de la piscina de su casa. Como veis son sillas con brazos de madera de teka y mesa extensible a juego que han sido pintadas de colores diferentes manteniendo la mesa en su color  madera original:
Este era el estado inicial del conjunto:
Tenían claro que querían conservarlas porque son unos muebles de calidad  aunque habían sufrido las inclemencias del tiempo a lo largo de varios veranos e inviernos. Esto había provocado la perdida total del barniz y una sequedad generalizada en la madera.
Lo primero que se hizo fue reforzar aquellas sillas que presentaban problemas estructurales: nada que un buen encolado y atornillado no solucione.
Posteriormente las fui pintando con los colores elegidos utilizando pintura acrilica blanco nieve de Titán diluida al 50% con pintura a la tiza Rust Oleum de Xylazel en los siguientes tonos:
1.- Amarillo mostaza:
2.-Verde oliva:
3.-Rosa antiguo:
4.-Marron yute:
Y utilizando la misma pintura acrílica blanca diluida al 50% con pintura a la tiza Chalk Paint de Annie Sloan en los siguientes tonos:
5.-Azul Mediterráneo
6.- Azul huevo de  pato (duck egg blue):
Haciendo estas mezclas conseguí unos tonos muy apastelados y  además la pintura acrílica de la mezcla le aportó más dureza a la pintura a la tiza. Una mano de pintura fue suficiente y después le aplique dos manos de barniz acrílico. Para conseguir una mayor protección contra el agua del invierno mi cuñado le aplicará al final del verano una mano de barniz de barco.
Aquí teneis el conjunto terminado desde diferentes perspectivas:
 
 
La mesa mide cerrada 1,60 m x 1m y abierta mide 2,20 m x 1 m.
Desde el principio fui reacia a pintarla pues quería que hiciera un bonito contraste con las sillas de colores. Así que primero las lije para retirar antiguos restos del primitivo barniz y posteriormente le apliqué seis manos de Lasur al agua en color teka que la han dejado totalmente impermeabilizada y con un suave satinado.
Estaba tan seca que le he tenido que dar hasta seis manos muy estiradas para conseguir nutrirla. Fiajos la diferencia de color y textura tras varias manos:
Han quedado listas para aguantar muchos veranos  de reuniones, risas y tertulias junto a la piscina. El resultado les ha gustado mucho a ellos y a todos los que lo han visto pues con el buen tiempo del que disfrutamos por el sur, ya llevan en uso desde el principio del verano. ;))
 
 
 
En la tarde/noche cuando empieza a refrescar, se ven también muy lindas:

Como podéis imaginar, trabajar en este entorno ha sido todo un gustazo. Las risas y juegos de las niñas en la piscina mezcladas con los cantos de los pájaros y chicharras han sido mi banda sonora. También nos han acompañado el olor a lentisco y romero, el crepitar de leña y el sabor de la carne en la barbacoa y por supuesto la cervecita bien fresquita. ;)) 
Con gran alegría por poder participar, me uno con esta entrada a la fiesta de enlaces de Jen, el Reto Handmade de Little Kimono que este mes tiene como tema el  «Verano».

Me uno también a la última edición de esta temporada  del Aprendiendo de todo un poco, dónde mi admirada Anna Llansa nos invita a postear sobre el mismo tema: «Verano».
 
Y por último enlazo al Finde Frugal 180 de Marcela Cavaglieri, que como está en pleno invierno austral seguro que se reconforta viendo imágenes más veraniegas.
 
¡Con este post os deseo unas felices vacaciones y me despido de todos vosotros hasta septiembre!


Si te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com o a través del formulario de contacto que tienes en el margen derecho.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.

jueves, 6 de julio de 2017

Restauracion de marco dorado

Hoy os presento el trabajo de restauración y limpieza de un marco portafotos de madera estucada y dorada que mide 30 cm  x 21 cm  para exponer fotografias de 13 cm x 18 cm.
Este marco llegó al taller en un estado bastante perjudicado: presentaba básicamente  mucha suciedad acumulada en las tallas, así como dos importantes roturas de la madera en la parte inferior y superior provocada por varias caídas. Tambien unas pequeñas pérdidas de volumen y de pan de oro en algunos desconchones. Aquí podéis ver su aspecto inicial:
Aparentemente solo se ve sucio ¿verdad?. Pues al levantarlo y mirarlo más de cerca  aparece la realidad: roturas en el apoyo inferior derecho y en el copete de arriba, asi que lo  primero que he hecho es encolar estas roturas con cola blanca de carpintero.
 
El grueso de la restauración ha consistido en la limpieza del dorado, que es un material muy delicado, pues el problema de estos marcos es que el paso del tiempo les va dejando una capa de grasa y suciedad. Para ello lo primero que hago es retirar todo resto de polvo con un paño seco.  Después he preparado una solución débil de agua y amoniaco (apenas unas gotas en un pequeño cuenco de agua) y mojando un hisopo de algodón he ido insistiendo en las molduras donde se acumulaba más polvo y grasa.  Hay que dejar actuar unos instantes para que se reblandezca la suciedad e ir repitiendo la operación tantas veces como sea necesario. Para evitar el desprendimiento del pan de oro (sea falso o auténtico) hay que tener la precaución de ir secando con un paño que no deje pelusa tal y como se va limpiando, pues la humedad no es buena compañera del dorado.
Fijaos tras la primera pasada como se notan las partes desengrasadas:
 
Una vez limpio le he aplicado estuco con una espátula en las zonas que presentaba faltas.
Para después darle otra segunda pasada de limpieza que lo ha dejado impecable:
Finalmente he dorado las partes reintegradas aplicándole unos pequeños pedacitos de oro falso al mixtión idéntico que el que lleva. No tengo fotos de este paso pero os remito a esta entrada donde podeis ver el proceso de dorado con falso oro al detalle.

Para estabilizar el color y evitar su posterior oxidación le aplique una mano de laca zapón para metales. El antes y el después de este marco hablan por sí solos.
Con este post me uno por primera vez al Reto Handmade Blogueros «Portafotos» que desde su blog organiza la genial Bery de la Cruz. ¡Hay unas propuestas geniales, todas con técnicas muy diferentes!
Comparto también es este trabajo en una de las citas clásicas de cada fin de semana para las amantes de la creatividad como es el Finde Frugal 178 de Marcela Cavaglieri.
  
Y en  el Viernes Handmade del blog Little Kimono, donde Jen nos invita a compartir nuestra entrada favorita de cada semana.
Si te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com o a través del formulario de contacto que tienes en el margen derecho.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.