RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES PARA REGALAR Y MUCHO MÁS.

lunes, 27 de enero de 2014

Trabajos mes de enero 2014

Estos son los trabajos que he realizado en este mes de enero.
Esta caja de forma alargada fue realizada ex profeso para contener barritas de incienso y quemadores de varios tipos, de ahí su forma. Está  realizada totalmente a medida pues no encontraba el tamaño exacto que quería. El interior está pintado en un tono turquesa intenso que contrasta muchísimo con el exterior que está chapado en taracea reproduciendo unos motivos vegetales muy esquemáticos y unos pajarillos posados en las ramas. Quedó realmente bellísima y al contener las barritas de incienso y velas aromáticas su olor era espectacular aún estando cerrada. El proceso completo de realización de esta caja, lo he descrito en la entrada anterior.
Pilar, una clienta muy fiel, me encargó estas dos cajas de infusiones para regalitos navideños. La primera está pintada al acrílico en un color naranja muy suave rozando el color melocotón y está decorada con unos tulipanes en tonos rosas y anaranjados en los cuatro laterales. Es un dibujo sencillo pero muy llamativo.
 
 
La segunda caja es muy alegre pues está pintada al acrílico en un tono azul turquesa rebajado en verde. En sus tres laterales lleva pintadas unas margaritas blancas que resaltan mucho sobre ese color de fondo y un pequeño decoupage con una mariposa que tuve que repintar al óleo para que combinaran sus colores con el resto de la composición. En el interior le abrí un compartimento más para depositar el azúcar y la sacarina para que así quedase más completa.
 
 
Reyes me encargó esta caja para su amiga Mercedes que ha sido mamá recientemente. Es un encargo muy especial pues son compañeras de canto y le ha querido regalar una caja que tenga su propia canción. Se trata de Sleepsong de Secret Garden, una hermosa nana con música de claras reminiscencias celtas. En este enlace se puede escuchar y ver un video con la letra en inglés y español ( http://youtu.be/TFbM5ztK0Xg ). Está pintada al exterior en un suave tono malva al acrílico. Está decorada con la imagen del fondo de ese video pintada al óleo a mano alzada (me gustó mucho como quedó la sombra de la escalera sobre el muro) y en el interior de la tapa lleva un decoupage con el texto de la letra en castellano, ribeteado por una cinta de raso entonada con los colores del exterior.





Mariché volvió a confiar en mí para estos regalos post navideños. Son dos cajas para dos buenas amigas suyas. Para María José eligió este modelo rectangular, que le pinté en un color acrílico en tono verde bambú muy pálido y que decoré con dos grandes margaritas pintadas al óleo.
Para Agu eligió el modelo hexagonal que pinté al acrílico en tono melocotón y decoré con un tulipán naranja en la parte central y un decoupage de una pequeña mariposa en la parte superior. El interior también está decorado con un decoupage con motivos de margaritas y la misma mariposa que fuera.
Mi querida Nuria me encargó para su hermana pequeña, Macu, un joyero con muchos compartimentos que llevara la imagen de su perro Kiro, un maravilloso ejemplar de raza weimaraner. Elegí este modelo que tiene gran capacidad pues la bandeja superior se desliza al abrirlo y bajo ella lleva más compartimentos. Está pintado al acrílico en color gris pluma y decorado con la imagen de Kiro de perfil pintada al óleo. Lo completé con una chapa realizada en acero inoxidable y grabada con su nombre realizada por el maestro matricero Florencio Badilla Gómez.
 
 
 
Piedad me encargó cambiar la imagen de esta estantería del dormitorio de su hija, pues lo ha reformado y deseaba darle un aire nuevo a este mueble. Estaba originalmente lacada en blanco, así que le di una imprimación con selladora universal que es apta para formica, vidrio, metales y todo tipo de maderas. Es una gran solución pues permite pintar sobre superficies que a priori no ofrecen una buena base para la pintura y evita que ésta se descascarille o salte al primer golpe. Después le di un buen  lijado y apliqué un par de manos de pintura acrílica en tono magenta, lijando entre mano y mano. El acabado sedoso lo conseguí con varias manos de cera y mucho lustre. Aquí se puede ver el antes, el después del  proceso y la estantería ya colocada en su sitio:
 
También me pidió estas dos tablillas para los cumpleaños de Julia y Carmen, dos hermanas que son amigas de su hija y que cumplen años con un día de diferencia. Están decoradas con sus nombres y con unos dibujos de la muñeca  Magnolia que mira graciosamente a una mariposa que se le ha posado en el lazo del delantal, todo ello pintado al óleo a mano alzada. Todo el canto está rematado por una cinta autoadhesiva de lunares a tono.
 
Antonio, que aún está en la barriguita de Patricia, ya tiene esperándole en casa este peluche-marioneta de Coco de Barrio Sésamo y una tablilla con su nombre, un pirata y su barco: 
 
Para dos buenísimas amigas, Carmen y Mª José, he realizado estos collares de cuentas que he decorado con pintura sintética dorada y unos toques de betún de judea:
 
Yolanda me encargó esta camiseta para el cumpleaños de Lucía, una amiga de su hijo Iván. Es de color azul intenso y está decorada con apliques de telas de lunares reproduciendo la silueta de un gatito y las letras con su nombre. Todo ello va rematado con punto festón en color rojo para que contraste y unifique todos los elementos de la camiseta.
Y para el cumpleaños de Macarena he realizado esta otra camiseta de idénticas características y estampados aunque en este caso solo con el aplique de las siluetas de dos corazones.
 
Por último quería agradecer a Shei de La vida en Scrap que se haya acordado de mí para otorgarme el premio The Versatile Blogger Award.  Es mi sexto premio y es un reconocimiento que me hace mucha ilusión por venir de ella, ya que además de ser muy creativa y muy generosa a la hora de compartir sus conocimientos de scrap, que son muchos, es una bellísima persona. 
 Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog.

martes, 14 de enero de 2014

Caja chapada en taracea

He aprovechado que tenía que realizar esta caja para hacer un tutorial de taracea, pues en varias ocasiones me han preguntado por este tipo de trabajos. Se trata de una caja taraceada en madera que ha sido un encargo para contener barritas de incienso, velas y quemadores de ahí su tamaño tan especial.
Las dimensiones de la caja eran muy específicas y no encontraba ninguna fabricada que se adaptase a las necesidades del encargo, así que me puse manos a la obra y realicé la caja desde cero con restos de madera de pino y panel que tenía por el taller. He echado mucho de menos una ingletadora, pero me apañé bien.
Una vez encolada y lijada, repasé los perfiles con el formón para igualar por arriba los tableros:
 
Esta imagen me sirvió de inspiración para el dibujo. Tuve que trabajar sobre ella para lograr un dibujo mucho más sencillo y esquemático que se adaptase a las dimensiones de la caja. Esta versión más esquemática permite poder reproducir el motivo elegido en la chapa más facilmente. Igualmente hay que decidir que tipo de chapa se utilizará para cada parte del dibujo y establecer con ellas un código numérico. Es un proceso muy entretenido pero que merece la pena realizar pues facilita muchísimo el desarrollo del trabajo a posteriori.
Este es el esquema del dibujo con las chapas ya definidas y su código numérico que servirá de base para el corte. Hay que hacer varias fotocopias de él para ir recortando del papel y cortando cada pieza en la chapa.
Estas son las chapas de madera que he decidido utilizar. En este caso son chapas de 2 mm de grosor de las siguientes especies: pino oregón, nogal, thuya o caoba africana, erable mosqueta u ojo de perdiz, haya, amaranto, iroco y louro faia o piel de serpiente.
Para evitar que la madera se astille cuando se corta con el bisturí hay que forrarla totalmente por uno de los lados con papel fixo. Este papel se retira una vez que se ha pegado la chapa a la madera.
 
Para realizar el corte de la chapa yo utilizo un bisturí clínico con mango del número 4 y hojas de corte de acero carbono del número 20.
Una vez que está preparada la chapa y cargada la cuchilla en el bisturí hay que proceder a cortar con él las piezas que se recortan del modelo y que se irán encajando como un puzzle. Para componer el dibujo es importante jugar con la veta de las chapas y su colorido, pues ayuda bastante al realismo del resultado final.
 A veces es conveniente levantar la chapa tras el corte con el bisturí desde atrás a fin de que no se astille.
Yo suelo cortar primero las siluetas y luego las encajo en la chapa base que aquí es de haya. 
 
 
Como en este caso se trata del chapado de una caja hay que despiezar el motivo en varias partes: sobre,  base y tapa así como parte delantera, trasera y dos laterales, sin perder la continuidad del dibujo.

Una vez recortadas todas las piezas nos quedará como un puzzle en madera. Hay que asegurarse de que no quede ningún resto de fixo o papel por detrás de la chapa para así evitar problemas de adherencia cuando lo peguemos en la madera. 
A continuación se prepara la caja para el chapado. Si hay que teñir o pintar, como es mi caso, debe hacerse ahora para así evitar posibles manchas en la chapa. El interior de la caja está pintado con un color acrílico en tono turquesa que provoca un fuerte contraste con las chapas de madera exteriores. La base la he teñido con un tinte hidroalcohólico en  una mezcla al 50% de tonos nogal y roble.
 
 
Una vez terminado el proceso de pintado y teñido ya se puede empezar a chapar la caja. El pegado de la chapa se puede hacer con metodos reversibles como cola de conejo o con métodos permanentes como cola de contacto. Yo voy a hacerlo con esta última, aunque es un proceso un poco más delicado pues no existe la posibilidad de rectificación que permite la cola orgánica. Se extienden dos finas capas de cola de contacto en cada superficie a pegar y se deja secar unos minutos para que evapore el disolvente. Finalmente se unen y se presiona bien con un taco con bordes redondeados o con un martillo de chapador o marquet para evitar que queden burbujas de aire entre la madera y la chapa. Se va procediendo de la misma manera en los cuatro laterales y en la tapa.
 
 
 
Hay que dejar unos milimetros de más a cada lado de la chapa para poderla limar y conseguir un ligero montante de una chapa sobre otra para así obtener unas esquinas mejor terminadas.
Una vez chapada completamente hay que retirar el fixo con muchísimo cuidado. Los restos de pegamento se pueden eliminar con un algodón humedecido en acetona o también en disolvente universal.
Es conveniente dar un lijado con lija de grano fino a toda la chapa para igualar grosores y retirar los pocos restos de pegamento que puedan quedar. Por supuesto que siempre hay que lijar en el sentido de la veta.
En este momento se pueden rellenar los huecos que hayan quedado entre las chapas con un poco de cera de emplastecer a tono con las chapas colindantes. Tras ello hay que retirar el exceso con lana de acero extrafina y repasar con otro lijado.
 
Ya tenemos la caja lista para dar la terminación que en mi caso consiste en varias manos de tapaporos lijando entre mano y mano y aplicado a muñequilla, con lo que se consigue un efecto muy satinado. El interior simplemente está barnizado con barniz acrílico.
 
 
 
Quedó realmente bellísima y al contener barritas de incienso de diversos tipos y velas aromáticas su olor era espectacular aún estando cerrada.
 Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.